01 diciembre, 2010

Galletas II - Receta Cookies


Esta receta me sorprendió bastante.

Siempre pensé que las Cookies serían complicadas de hacer, pero la verdad es que nada de eso. Es muy sencillo, enseguida cuando estás haciendo la masa sabes que son Cookies, es un olor inconfundible!

La receta la tengo que perfeccionar, porque por ejemplo el tiempo de horno me pareció demasiado, en la primera tanda se me tostaron un poco, cosa que ya después corregí para la segunda, aún así os voy a poner la receta tal cual porque supongo que también dependerá del horno.

Primero os cuento la receta y luego os cuento más cosas sobre las galletas, curiosidades y esas cosas, que ya sabéis que yo me enrollo como las persianas.

La receta la saqué de un blog que ahora no recuerdo cual fue, la vi parecida en otros sitios y al final hice un poco de caso a unos y otros, porque me gustaba lo que indicaba o me parecía importante. 

Ingredientes:

.225 gr. de Harina tamizada (yo puse de repostería porque no me quedaba suficiente de la otra y yo como no sé de estas cosas, no me atreví a mezclarla)
.150 gr. de Chocolate para fundir
.100 gr. de Mantequilla (como ya sabéis en mi caso margarina)
. 1 Huevo
. 75 gr. de Azúcar blanca
. 100 gr. de Azúcar Moreno
. 1 Cucharadita de esencia de vainilla (esto lo vi en unas recetas sí en otras no, así que igual no es tan importante, yo lo eché así que no puedo decir el resultado sin ella)
. 1 Cucharadita de levadura
. 1 Pizca de sal

Preparación:

Yo lo primero que hice fue tamizar la harina, tengo muchos trastos en la cocina pero no tengo un tamiz... usé un colador y el efecto parece que fue igual (madre mía, vais a pensar que soy una chapuzas!)

Después en un bol, se mezcla la mantequilla a temperatura ambiente (en el caso de la margarina como suele tener esa textura de pomada yo la mezclé tal cual), los dos tipos de azúcar (blanco y moreno), el huevo, la cucharada de vainilla y la pizca de sal (a mí siempre me entran dudas de si es mucho o poco cuando se refiere a las cantidades como pizca, un poco, etc)

Por otro lado, se mezcla la levadura con la harina ya tamizada y con el chocolate que lo pasé por la trituradora de la batidora para hacerlo trozos, a mí me gustó el resultado ya que dejó trozos más grandes y más pequeños que en las galletas quedaron bien. En la receta, en cambio lo parten con un cuchillo en los trozos que se quieran, siempre y cuando no se dejen muy grandes.

Toda esa mezcla se va añadiendo poco a poco a lo que tenía en el otro bol, mezclando bien la masa. Una vez que ya tenemos toda la masa hecha se extiende un film transparente, se echa la masa y se hace un rollo, si alguno ha hecho sushi pues más o menos igual, un rollo prensándolo. Se deja enfriar en la nevera durante una hora aproximadamente. Si se deja más no hay problema, de hecho yo creo que la tuve más tiempo porque entre medias hice las otras galletas.

Una vez que ya ha pasado el tiempo, se quita el film transparente y se va cortando porciones con el cuchillo. A mí esta fue la parte que me desperó un poco, al hacer las bolitas y aplastarlas con forma de Cookie, se me quedaba masa pegada a las manos, después de hacer la receta leí que te puedes untar las manos con un poco de aceite para que esto no pase, yo lo que hice fue lavarme entre cookie y cookie y casi me despero!

Se van haciendo bolas, después se aplastan y se pone en el horno sobre un papel vegetal para que no se queden pegadas ni manchemos nada. El horno tiene que estar precalentado a 170º. Al colocarlas hay que tener cuidado de separarlas porque sube mucho, yo no creí que fuese tanto...

El tiempo en el horno ponía unos 15 minutos, en mi caso fue menos, pero también influye que tenía el horno de las otras galletas e igual ya estaba demasiado caliente. Al sacarlas tenéis que dejar que se acaben de hacer sobre algo plano, yo las pasé a la rejilla del horno forrada para que no se escurriesen por los agujeros.

Lo que yo no sabía que me hizo gracia:

Al sacar la galleta del horno está blanda, pero del todo, yo le metí el dedo a una para ver si estaba hecha y ahí se quedó la marca para la posteridad. Después se ponen duras así que no podéis fiaros de eso al sacarlas del horno.

Suben un montón, yo la primera tanda la hice del tamaño que tendrían que quedar después porque había hecho las de mantequilla antes y no habían subido casi, pero me quedaron unas galletas enormes!

Las galletas son crujientes, más que las de Chips Ahoy o alguna de estas, el sabor es bastante parecido pero no sé si es porque yo me pasé de horno, que puede ser, porque ya digo que las noté un poco oscuras, las segundas que hice más pequeñas y menos tostadas yo creo que me gustaron más.

Y... eso es todo! no me enrollo más que esto es horrible! se nota que nunca he escrito una receta, eh? a mí eso de resumir no, no, todo me parece importante. Si las probáis ya me contaréis ;)

Ah, se me olvidaba, al encontrar la foto he recordado, que alguna de las recetas que vi usaba las típicas pepitas de chocolate que vienen ya en una bolsa, en este caso yo tenía en casa la tableta y se me ocurrió hacerlas de repente pero me parece interesante la idea de las pepitas si os queréis ahorrar el partirlo.

4 comentarios:

Anna dijo...

Yo tomandome unas tiras de zanahoria cruda para matar el hambre y me pones estas galletazas mmm...si es que las puedo hasta oler jejeje

maba dijo...

este finde estamos los cuatro..y en plan decoración navideña.. así que el domingo haremos cookies... me llevo esta receta y la de Coco de chocolate blanco..

las pepitas, te cuento, yo tenía como muchas ganas de usarlas aunque no sabía para qué (sabes que la cocina no es lo mío) total que las compré, esta semana hice mi primer bizcocho de yogur (que me quedó de escándalo, me da igual que sea yo quien lo diga) y le eché las pepitas.. un puntazo: no se derriten.. pero están ahí riquísimas por el medio.. las usaré para las cookies.. está claro ;)

besos

maba dijo...

lo del chocolate blanco me lo debí inventar porque no las encuentro ahora.. de todas formas, haré las tuyas sobre todo porque están explicaditas.. me encanta que te enrolles.. porque yo enseguida empiezo: horno por arriba y por abajo?? sólo por abajo?? con qué se amasa?? manos? batidora??

por cierto, el colador es más viejo que la vida, de hecho, en mi casa (panadería, pastelería desde el año 1918, pero yo no heredé nada) había cedazos (cómo le llamaban a los "tamizadores" pero para ciertas cosas era un colador grandote. así que no, nada chapuzas.. ;)

besos

besos

Kat dijo...

Anna, es que estas entradas mías no son aptas para la dieta, jajaja

Maba, el horno se me olvidó, yo lo puse con aire, pero si no tienes pues supongo que por arriba y por abajo, en la receta no lo decía tampoco, pero en las anteriores que hice ponía con ventilador y ya lo dejé puesto. Amasar, yo es que no soy mucho de meter las manos en estas masas tan pegajosas, ya lo irás viendo mientras las haces, así que coges un cucharón grande de madera y a darle vueltas! Haz lo de untarte las manos en aceite que ya te conté el jaleo que monté yo... seguro que a Daniela le encanta... todo lo que sea trastear!

A ver si mañana te pongo la receta de las otras por si quieres tener para dar y regalar jajaja

Por cierto, yo también soy familia de pastelería, el caso es que hace cosa de 10 años por problemas de herencia se fue todo al traste!

Besos a las dos!