18 enero, 2011

Sorpresas sin sorpresa!

Lo siento, pero no lo puedo evitar.

No soy capaz de contener una sorpresa, siempre acabo jodiendo algo. Cuando son mías, eh? si la sopresa es de otra persona y me la cuenta me estoy calladita.

Pero... como tenga yo preparada una sorpresa para alguien, me quema por dentro, miro a esa persona y me descojono pensando en la cara que va a poner cuando se lo dé e incluso, a veces se lo digo antes de tiempo.

Lo sé, como diría mi padre soy una tuercebotas! que mirad que le gusta y le tiene cariño a esta palabra porque la usa para cualquier cosa, ya sea para un político como para su propia hija, y he de decir que me parezco a un político, lo que un huevo a una castaña.

He de decir en mi defensa, que en eso he salido a él, de hecho no fuimos capaces ninguno de los dos de esperarnos al día de Reyes y nos dimos los regalos la noche anterior, el día 5, eso sí pasadas las 24h para paliar un poco nuestras prisas. Embaucamos a todos los demás hasta que cedieron a nuestros impulsos e hicimos una fantástica noche de Reyes.

Ayer lo volví a hacer, estaba preparando un album digital con las fotos de la Luna de Miel, que ya iba siendo hora, y se lo iba a dar como sorpresa, pero no me aguanté, luego tengo que decir que me arrepiento, pero en ese momento me quema, vamos, quemar es poco, me abrasa y lo tengo que soltar! Así que ayer, con la excusa de que era cosa de dos y que había que hacerlo al gusto de los dos pues se lo casqué...

En fin, es lo que tiene la genética, que no podemos elegir lo que nos gusta de uno y otro para hacernos un poquito mejores y en mi caso un poco más paciente para estas cosas, no me vendría mal porque mirad que para el resto tengo una paciencia que ya la quisieran muchos, ¿eh? pues no! tenía yo que acabar soltándolo todo! con lo que a mí me gusta dar sorpresas, al final va a resultar que eso de prepararlo todo a última hora va a tener su recompensa, que no puedes irte de la lengua. Aunque hay cosas que es imposible.

¿Vosotros? ¿Os podéis estar calladitos? ¿Qué habéis heredado de vuestros padres que preferíais no haberlo hecho?

6 comentarios:

maba dijo...

jajaja.. yo soy igual!! de hecho, cuando vivía en Madrid.. mis regalos se tenían que abrir el 25 porque yo no aguantaba todas las navidades con los regalos sin dar!!!

así que me funciona mucho mejor lo de la última hora!!

besos

un ratón dijo...

Yo depende para que, los secretos me suelen quemar en la lengua y por eso digo que no me los cuenten, pero las sorpresas si que me las callo porque me encanta la cara que ponen cuando le das el regalo, la sorpresa etc..
Un besin

Sandra dijo...

Jajaja a mi me cuesta, si soy capaz de ceder al primer impulso, ya lo tengo ganado y digo ni pescao frito. Otras veces en cambio empiezo a dar rodeos hasta q al final he dado tantas pistas que ya no hay sorpresa.

Cuesta mucho callarse eh!,

besos.

Kat dijo...

Maba, pues habrá que dejarlo todo para última hora, no vaya a ser que nos vayamos de la lengua antes de tiempo. Lo malo es que todos los años tengo prisa por comprar las cosas, así que tengo un poco de jaleo ahí.

Un ratón, yo los secretos me los llevo a la tumba, pero las sorpresas no! quizás si son pocos días pues puedo mantener la boca cerrada pero como lo prepare a meses vista, apuff! incapaz!

Sandra, jajaja, yo hago lo mismo, además es que digo te doy una pista? y me dicen, no! pero la doy igual... eso sí, como lo mantenga en secreto un buen tiempo ya no lo suelto, pero de primeras me cuesta un montón!

Besos!

vaio dijo...

A mi chico le das un regalo o un paquete de correos y puede tranquilamente ir caminando a su casa, llegar, merendar, y mil cosas mas y después ya se sienta y lo abre, porque dice q no se puede abrir de cualquier manera, que hay q disfrutarlo, pero no se como aguanta! yo q ya me costó guardar el secreto, llevarlo escondido y estoy deseando que lo abra me subo por las paredes!

Kat dijo...

vaio, yo si tengo que abrirlo yo también soy un poco más paciente, pero como sea un regalo mío a los demás me pongo de los nervios!

Besos!