11 febrero, 2011

Un paseo por la tarde

Hacía mucho tiempo que no paseaba por Madrid.

Fui caminando desde Plaza de España hasta Moncloa. Dando cada paso con calma, saboreando el momento, fijándome en las personas con las que me cruzaba, escudriñándolas con detenimiento y pensando que cada persona es completamente distinta a la anterior, en algún momento, incluso, imaginando sus vidas o lo que piensan en ese momento.

Paré a comprar un zumo, que me fui bebiendo por el camino y eché enormemente de menos un sitio como ese en el norte, eché de menos el estar allí en medio de una tierra que ya no era mía, pero que siempre será mía. No recordaba que ese starbucks estuviera allí, quizás fuese nuevo.

Me quedé mirando el kiosko de siempre, el mismo que me saludaba porque ya me conocía y compré una revista, aunque las miré todas, una a una, si en algún lugar existe una revista seguro que la tienen allí, amontonadas casi sin poder ver lo que hay.

Hacía un día pefecto, no hacía frío, el sol estaba presente en lo alto y daba un poco de calor a esa hora del día, que no hay que olvidar que a fin de cuentas, estamos en febrero, por un momento tuve ganas de primavera, pero de primavera en Madrid, no en el norte, tuve ganas de las terrazas, del verde césped del parque del Oeste, tuve ganas de correr en el tiempo y quedarme allí quieta, viendo como empezaban a crecer las flores.

Al final me subí en el autobús, como siempre, haciendo el recorrido que aún conocía de memoria, mirando mi reflejo en la ventanilla, pensando en todo lo que había cambiado, tanta la ciudad como yo, pensando en mi vida y reconociendo que ahora, después de cuatro años, era sólo una turista más.

Feliz fin de semana a todos!

6 comentarios:

Julieta dijo...

Me ha encantado tu post, yo soy madrileña y adoro mi ciudad, como dice mi madre, qué suerte tenemos de haber nacido en nuestra ciudad favorita!!! Y ser turista en Madrid... qué lujo!!! Ojalá llegue pront la primavera que aunque en Madrid dura poco, se aprovecha mucho.
Un besito.

Extremeña dijo...

Todo llegara, todo llegara... de momento disfruta esos paseos en los que te encuentras a ti misma!

Sandra dijo...

Que bonito volver a los sitios donde hemos vivido y comprobar que aunque la ciudad cambia, hay cosas que siguen siendo las mismas.

Feliz finde guapa.

vaio dijo...

Enhorabuena! has ganado una de las 3 pulseras del primer concurso de verde71.
Me he puesto muy contenta al ver que salió tu blog premiado, porque por ahora te conozco un poco mas que a los demás premiados.

Tienes que mirar si la medida de la pulsera está bien o prefieres otro tamaño, el color que te gusta de los 3 (en breve habrá mas) y darme una dirección de envío.
Besitos

Angie dijo...

primero enhorabuena por la pulsera!!!

Respecto a Madrid, yo aveces hasta me creo que también es mi ciudad, coincido con Julieta que tendríamos que haber nacido en nuestra ciudad favorita, a mi me da un poco de angustia que este año cuando me pasee por Bogotá, seré yo la extraña en una ciudad que me vio nacer.

Mientras, y si me lo permites recorreré contigo Madrid que estoy viendo que tengo post atrasados por leer, pero el viernes que termine los exámenes me pondré de nuevo en batalla lectora.

Muchos besos

Kat dijo...

Julieta, muchas gracias! la verdad es que para mí Madrid es un mundo aparte, supongo que otras personas lo sentirán con otras ciudades, pero llego allí y me transformo! voy a tener que ir todavía más a menudo!

Extremeña, pues sí, me encuentro a mí misma y me hacen pensar en todo... eso es un lujo!

Sandra, eso es lo importante, que haya cosas que sigan estando en su lugar aunque todo cambien, a mí me gusta ir y darme cuenta que en el lugar de aquella tienda pequeña de ultramarinos ahora está una tienda de accesorios de moda, pero qué más da! todo sigue igual en el fondo...

Vaio, muchas gracias, ya te dejé comentario en tu blog, qué ilusión! la primera vez que me toca algo!!

Angie, espero que los exámenes vayan genial y que apruebes todo!! los post tranquila que no se mueven de aquí... los puedes leer en cualquier momento. Respecto a lo de Bogotá, eso me pasa a mí con la ciudad que me vió nacer... que no es Madrid! que voy de tanto en tanto que a veces ya ni sé como es!

Besos!