21 febrero, 2011

Sueños... o mejor dicho pesadillas.

Foto: http://www.crecebebe.com/2010/05/13/como-ayudar-a-los-ninos-a-superar-pesadillas/

Hoy no he tenido sueños bonitos.

Recuerdo cuando era pequeña... cuando soñaba algo que no me gustaba que iba hasta la cama de mis padres a decirles el miedo que me daba lo que había soñado, no he sido una niña miedosa así que eso ocurría muy pocas veces, ni en eso ni en otras cosas y no he tenido nunca un monstruo en el armario, no sé si el resto de niños si lo tuvieron o es simplemente cosa de las películas.

El caso es que hoy he tenido un sueño de esos que te encogen el alma y te la exprimen, de esos que no sabes en qué momento se ha acabado el sueño porque te sigue doliendo, en lo más profundo de ti, como si fuese verdad, tanto que no sé hasta que punto el sueño ha sido realidad o ficción.

He tenido que despertarme, sentarme en la cama y pensar en mí, en qué sentía, en cómo estaba y sólo entonces, ha sido cuando me he dado cuenta de que no era real, de que tan sólo era un sueño.

Aún ahora, unas horas más tarde sigo con el corazón encogido y con ese miedo, que seguro que si aún fuese pequeña, habría ido corriendo a la cama de mis padres, a meterme en medio de ellos dos y taparme fuerte con la manta, como si la manta o mis padres pudieran protegerme de todo, en vez de eso me he abrazado fuerte a D. tan fuerte que hasta se ha quejado medio dormido porque después seguro que no recordará nada... pero, he de admitir que no ha hecho el mismo efecto, será que ya no soy esa chiquilla que se hacía hueco en la cama o será que quizás mis miedos ahora no se disipan tan facilmente...

4 comentarios:

Sandra dijo...

La sensación de protección que te ofrecen tus padres creo que no se olvida nunca, ni es comparable a nada. Al menos en mi caso, se que quienes mejor me van a proteger y donde mas segura em siento, es con ellos.

Y los sueños, ayss a veces pasa eso, que te despiertas y aun sigues angustiada, y lo peor es que esa sensación dura bastante, incluso cuando ya estas completamente despierta y sabes que solo ha sido un sueño, pero tan tan real, que temes eso precisamente, que sea real :S

Feliz semana guapa.

Extrema dijo...

Yo odio soñar esa clase de cosas que te hacen estar incómoda durante toda la semana, y últimamente tengo demasiados sueños de estos. No sé por qué, porque yo no soy muy de soñar, pero ahora es lo peor.

maba dijo...

jo, yo tuve antesdeayer y fatal!!! pero horrible!!

te quedas horas y horas con el mal rollo...

Abrazarme a Vi me reconforta... mucho más de lo que pensaba

besos

Kat dijo...

Sandra, sí a eso me refiero, ahora hay cosas que te reconfortan y te protegen pero yo nunca me he sentido como cuando era una niña chica, será que ahora somos más dificiles de consolar?

Extrema, yo también lo odio, sobretodo porque te dejan un mal cuerpo que tarda mucho en quitarse!

Maba, pues vaya! espero que ya se te haya pasado el susto... a mí me reconforta D. pero he de admitir que no tanto como cuando era pequeña y me iba a la cama de mis padres, qué le vamos a hacer! eso sí, no lo cambio por nada del mundo :D

Besos!