05 noviembre, 2010

Quique González


Hace mucho tiempo que debía (o mejor dicho quería, que aquí nadie me obliga) escribir un post sobre él...

El problema es que llevo tiempo aplazándolo porque quiero escribir algo bonito, quiero hacerle justicia a la mayoría de sus canciones e incluso poner algunas pequeñas muestras para que veáis que no miento, que de verdad merece la pena, pero como toda mi lista de cosas que hacer, se va aplazando por otras y nunca me pongo de verdad a escribirlo. Así que he decidido que hoy es el día, así sobre la marcha y lo que salga, que no por improvisar tiene que ser peor.

Yo conocí su música hace algunos años, tenía por aquel entonces tres discos, y aunque hay gente que se empeña en que su estilo es de cantautor, yo no lo veo así, creo que hay un abismo de un cantautor tipo Ismael Serrano a él, aunque en algunas canciones ese abismo se reduce considerablemente. Creo que mezcla a veces y a partes iguales esa nostalgia que tiene al escribir, ese hablar de tiempos pasados, de amor o de desamor (que ya sabemos que la mayoría de canciones de amor son de desamor) y sobretodo un estilo rockero que se acentúa en sus conciertos.

Para nosotros es un clásico, no nos lo perdemos, es cierto que no vamos viajando a verle como grupies, pero siempre que viene aquí o si nos pilla en Madrid, allá que vamos... ha formado parte de nuestra relación casi desde el principio y aún recuerdo que el primer concierto de él al que fui fue un 9 de junio de hace ya unos cuantos años en el Palacio de Congresos de Madrid y volvería a ir una y mil veces aunque las entradas de los conciertos cada vez son más caras.

Quique González me ha acompañado en los innumerables viajes que he hecho de Madrid (tiene una canción que es de mis preferidas que se llama Callas de Madrid - Desde Las Ventas hasta Chamberí, fumando a medias, por las Calles de Madrid) a aquí cuando aún vivíamos separados, tengo un cuaderno con todos los viajes apuntados que algún día enseñaré a nuestros hijos y en dos años fueron unas 60 ó 65 veces, a veces incluso sólo a pasar la noche del viernes o el sábado que tengo que hacer eso ahora y no sé que sería de mí, eso se traduce en innumerables canciones escuchadas y numerosas horas en los autobuses, porque no había tanto dinero como para viajar en un transporte mejor.

Tiene una canción que se llama así, Tarde de Perros, pero lo mejor son las Noches de Canallas, de salir, pasarlo bien, no hace falta que sea hasta altas horas de la madrugada pero sabes que al día siguiente te despertarás con esa sonrisa pícara en los labios, porque has vivido (ya digo que no hace falta irse de juerga para que sea una noche de canallas) y eso, siempre es importante, independientemente de como lo vivas...

Ahora forma parte del vídeo de nuestra boda, con la canción Bajo la lluvia (Volverás a reirte de veras, cuando creas que estaba perdido, volverás a reirte de veras, si te quedas conmigo...) es nostálgica donde las haya, pero para mí una de mis preferidas. Me gustaría, cuando pase el tiempo, cuando tenga hijos, poder ponérselo, aunque quizás en ese momento ya sólo sea un cantante más del pasado como Platero y Tu que también forma parte de nosotros, de nuestra vida en común, pero me gustaría hacerlo como mi padre hizo conmigo el ponerme a los Bee Gees, a Bruce Springsteen o más de nuestro país Los Brincos.

Esas dos canciones que he puesto es de lo más lento que tiene pero podría pasarme horas poniendo partes de canciones que me gustan, que significan algo para mí y que me hacen sentir bien, como por ejemplo La luna debajo del brazo (Ahora quiero llamarte por teléfono y decirte que aunque no me diera cuenta en aquel momento, aquello fue importante para mí), Pequeño Rock & Roll, tiene una versión con Bunbury que aunque no suelo escucharlo, en esta canción me gusta (Después a la hora de la pena tus Gin Tonics no te sientan tan bien), Miss camiseta mojada (Tiembla... como si fuera la primera vez, como si fueras a largarte después y no quisieras...), siempre en sus conciertos hay alguien que grita pidiendo dos canciones, una es Se nos iba la vida (Nos contamos mentiras, nos compramos promesas) y otra es Cuando éramos reyes (Cada momento vivido, cada maleta cerrada, cada uno de mis amigos me esperan en la antesala), escuché mucho Hay partida que no tiene tampoco mucho de especial, pero me enganchó, Averia y redención con Leiva de Pereza, Superman, en fin hay muchas repartidas entre todos sus discos, que por si a alguien le interesa son Personal, Salitre 48 (la foto que tengo es de ese disco), Pájaros mojados, Kamikazes enamorados, La noche americana, Ajuste de cuentas (que es un recopilatorio), Averia y redención nº7 y por último Daiquiri Blues.

Cada disco es un poco diferente a los demás, siendo Kamikazes el más lento quizás, no recomendable para los que no le guste la música pausada. Y me despido con una frase de una canción, que aunque es de Diego Vasallo, tiene él una versión y a mí me gusta mucho, La vida te lleva por caminos raros, que acaba diciendo, es mucho mejor mi vida, si tu estás dentro.

Feliz fin de semana!


3 comentarios:

DANYGIRL dijo...

Y yo, que siempre lo quiero escuchar, y nnunca encuentro el momento.

Patri dijo...

Y es que las cosas, salen cuando tienen que salir, peazo de post, GENIAL, me has hecho sonreir y en algún momento recordar con nostalgia. Bravo!!!

Perdón por no haber venido antes pero ando con un poco de lío. UN beso y gracias.

Kat dijo...

Danygirl, yo creo que a veces es un cantante que te puede dar pereza empezar a escucharlo, al menos a mí me pasó, me lo recomendaban pero no hacía mucho caso... ahora no lo suelto!

Patri, hola!
No tienes que sentirte obligada a venir, tu tranquila y si quieres cuando puedas, yo escribo en tu blog porque me gusta, igual que en otros y no tienes que comentar solo porque yo lo haga ;)
A mí Quique siempre me hace sonreír y recordar con nostalgia, creo que es algo muy bonito que unas cuantas canciones y letras te hagan tener esa reacción.

Besos!