24 noviembre, 2010

Que prisas nos han entrado...


Hoy no sabía si contar mis penas o cualquier otra cosa.

La verdad es que creo que voy a dejar lo de las penas para otra día, no soy mucho de ir contando esas cosas, suelo guardarlas para mí. D. siempre dice que cuando estoy enferma y veo a alguien que pongo buena cara y sonrío tanto que parece que estoy perfectamente. El problema es que eso pasa también cuando voy al médico, que sonrío tanto e intento estar bien que no me toma en serio...

Como he dicho que no os voy a contar mis penas, os diré que estoy escribiendo la carta a los Reyes Magos, en mi familia es así, la escribimos todos, grandes y pequeños (que teniendo en cuenta que la más pequeña soy yo... pues eso!). Es algo que no puede fallar en nuestra Navidad y es escribir la carta. 

A mí es algo que me encanta, leer las de los demás y ver que le han pedido a los Reyes, e incluso analizarlas para ver qué de todo lo que han puesto es lo que más les puede gustar, pero también escribirla, empezar con el típico Queridos Reyes Magos, este año me he portado muy bien... porque las cosas si se hacen hay que hacerlas bien, nada de medias tintas, ni de qué pasa tronco...

Llevo cosa de una semana, escribiendo en un documento word aquello que necesito, que me apetece o que me ha llamado la atención, con fotos para que los Reyes Magos (que son Magos pero a veces se equivocan) no se confundan con algo que pueda ser parecido pero no lo es. Esta práctica me hace volver todos los años a tener 6 ó 7 años, a la ilusión de meterla en el buzón y esperar a que llegase al lejano Oriente (ahora va por E-mail, que tiene menos glamour e intriga, pero es más práctico, mucho más)

El problema viene, en que mi cumpleaños es un poco antes de las navidades y muchas veces ya agoto el pedir cosas con sólo mi cumpleaños, quedándome sin ideas de lo que quiero por Reyes, así que este año como he sido realmente buena y estoy pidiendo muchas muchas cosas, no creo que tengan ese problema, que la verdad es que suelo conformarme con poca cosa. Que si es cierto que lo importante es la salud y esas cosas que se dicen, pero me temo que hay cosas que ni los Reyes Magos pueden hacer realidad, así que no nos queda otra que ir hacia lo material.

Normalmente esta práctica la dejamos para el puente de la Constitución, todos los años en ese puente ponemos el árbol en casa, mis padres también ponen el belén, así que en nuestra casa no va a ser menos y el puente sacaremos todos los bártulos y adornaremos el salón o la entrada, que aún no sabemos donde ponerlo. Aún tenemos que comprar luces, que el año pasado con todo el jaleo que tuvimos ni siquiera lo pusimos. Así que este año para ir más ligeros parece que a todos nos han entrado las prisas por la carta, ya que mi padre ya hace una semana que la mandó y los demás hemos decidido hacer lo mismo.

¿Y vosotros? ¿Ya sabéis que le vais a pedir a los Reyes? hay que empezar pronto que odio que todos los años se nos amontonan las cosas a última hora!

3 comentarios:

maba dijo...

y yo que al final me veo que se me amontona el chollo..

la carta de los Reyes no me importa que quede para más adelante sobre todo la de la peque..

los mayores.. pues ahí andamos... organizándonos como podemos

la decoración supongo que será para el puente o par ese fin de semana al menos.. a ver, a ver...

y los calendarios de adviento tengo que acabarlos ya!!!

Anna dijo...

Madre mia, si parece que has descrito a mi familia. Nosotros fijate que no somos ni católicos, vamos, yo ni estoy bautizada, pero vivimos estas fechas como unos días para juntarnos la familia y pasarlo genial. La carta la hacemos siempre, con fotos tb para que haya cuanta menos confusión mejor, tb en el puente de la Constitución ponemos la decoración, pero sobre todo a lo que no podemos faltar ninguna navidad es a la Cabalgata de Reyes..es sagrada para nosotros jejeje
Ahh y yo soy como tu, mis padres me stresan diciendome que que me pido, y siempre estoy igual, no quiero nada, me conformo con lo que tengo, pero a ellos no les vale...

Kat dijo...

Maba, pues yo estoy deseando tener las cartas de todos y lanzarme a comprar, que luego se va todo en el último segundo y te pegas un susto cuando miras la cuenta! jaja

Si, yo la decoración también para el puente, aunque tenga ganas de Navidad me niego a ponerla antes.

Anna, es que es tan tierno vivir las Navidades así, no sé deja de ser algo de los peques y se convierte en toda la familia. Yo desde que vivo aquí no paso los Reyes con ellos, a nuestra casa vienen los Reyes el día de nochevieja... pero con roscón y todo! Hay que adaptarse un poco a lo que nos viene...

Besos a las dos!