18 marzo, 2011

Desierto


El post de hoy creo que va a ser largo...

No sé si al no escribir ayer siento que tengo muchas cosas que contar y que compartir, lo cierto es que me apetece contarlo todo y no guardarlo para futuros post, así que, como ya estáis acostumbrados a mis desvarios y a que me enrolle como las persianas pues aquí estoy!

La foto la hice en mi viaje fin de carrera en Túnez, no es nada espectacular porque en un entorno como ese creo que todos podemos hacer una foto así de bonita, que refleje lo inmenso del paisaje... de hecho la foto de hoy va acompañada de algo que escribí justo al volver de ese viaje, que lo he encontrado todo junto y hacía siglos que no lo leía. El viaje me encantó, lo pasé genial, aunque a veces por el texto parezca que me quedé con lo malo, pero no es así.

Vuelvo

He vuelto... Aquí estoy después de haber atravesado otro mundo, otra cultura, después de haber mirado otros ojos, de haber visto otras miradas, he vuelto, para contar, para narrar lo que vi, y lo que no me dejaron ver...

Aquello que se escapó a mis ojos, aquello que venció a la curiosidad, que se quedó perdido por un viejo rincón, olvidado, lleno de polvo, de telarañas, de horas muertas y segundos vacíos. He vuelto a escribir después de volar, en el tiempo, y en el mundo, como un pájaro, escurriendome entre las nubes, viendo los coches desde lo alto como si solo fuesen meros juguetes.

Estoy aquí, después de olvidarme un mundo en la maleta para vivir otro, después de cruzar unas calles haciéndolas mías, haciéndolas amenas, sin percatarme que su raza no es la misma que la mía, sin olvidar que su pobreza no es el mundo en el que vivo, sintiendo rabia, pena, dolor, por una vida que no es mía pero duele, por una vida que me alegro de no vivir, por unas personas que aún sin tener nada no se olvidan de reir...

Vuelvo sin alma, sin fé, se perdió, se quedó en el desierto como simples granos de arena, arena tan fina que se escurre entre mis dedos, que no puedo recuperar aunque quiera, que huye, que se va, me deja... vuelvo sin alma.

Sin darme cuenta que me alejé, cada vez más, sin darme cuenta que no viví mi vida, sino que se la robé a alguien para creer que todo iba bien, y ahora aquí vuelvo, despojada de todo sentimiento, aumentando mi dolor, vuelvo sin saber como ni por qué, ni cuando ni donde abandoné mis sentimientos.

Sin más, vuelvo, cargada de arena en los bolsillos, recogida al intentar recuperar mi alma, al intentar recuperar aquello que el viento se llevó en aquel desierto, al atardecer, aquello que nadie nunca me devolverá.

Vuelvo, porque al volver encontraré respuesta a mis preguntas que olvidé, que dejé sin formular y que ya no recuerdo si tenían sentido o no... se perdieron en mi cabeza, y no sé por donde buscar, quizás en el desierto, quizás en aquel rincón con telarañas.

Vuelvo sin entender por qué me quieres, por qué me has echado de menos, sin comprender por qué me muero por verte, sin comprender que no comprenda nada.

Vuelvo sin comprender como el desierto es tan inmenso y yo tan pequeña a su lado, sin comprender que tu seas tan solo un extraño...

Como véis la manía de los puntos suspensivos no es sólo de ahora, si no que viene de lejos! sé que no tengo remedio en eso, pero tampoco quiero tenerlo, ya me he acostumbrado en ver los tres puntitos en muchas de las cosas que escribo y me gusta verlos. 

Por lo demás, esperando afrontar el fin de semana con esta sonrisa que tengo desde hace un tiempo y nada ni nadie consigue borrármela (y espero que no lo consigan) que además hoy hasta el tiempo acompaña! Disfrutad del tiempo y del fin de semana!

4 comentarios:

un ratón dijo...

Es precioso Kat, me has transportado hasta allí y me han dado ganas de ir y verlo por mi misma

Un beso y buen finde

maba dijo...

tanto la foto como el texto son preciosos..

no me dejas la sensación de que te hayas quedado con lo malo sino de que te has sentido muy impresionada por lo visto y vivido.. pero impresionada positivamente..

besos y buen fin de semana!

Kat dijo...

Un ratón, es un destino digno de ver y además no es muy caro, así que si tienes oportunidad no te lo pierdas ;)

Maba, sí que es cierto que me quedé impresionada, sobretodo por el desierto, y mira que parece un puñado de arena... hasta volví cargada con una bolsa de arena del desierto a la que le tengo que busca un jarrón en casa sí o sí!

Besos!

teroapex dijo...

keep posting like this it’s really very good idea, you are awesome!

paxil